Aplasta Barcelona 6-1 al Atlético de Madrid

By
Updated: octubre 4, 2008

El día del gran duelo, sólo compareció Leo Messi. Sergio ‘El Kun’ Agüero, desconocido y sustituido en el minuto 58, fue el convidado en la fiesta de ‘La Pulga’, que maravilló con su fútbol vertical, el día que el Barça de Josep Guardiola se graduó y goleó por 6-1 al Atlético de Madrid.

Messi fue doce minutos más, pero fue determinante. Agüero ni compareció. Abrumado por el fútbol del Barça, su equipo sufrió una de las mayores humillaciones de los últimos tiempos, ante un juego perfecto, vistoso, de los mejores de siempre.

La primera vez que apareció el barcelonista, fue decisivo. Encaró a Ujfalusi y el checo le derribó. Era el minuto 4, a Messi no le tocaba tirar el penalti, aunque el último lo había marcado en Montjuïc, y Eto’o marcó el 2-0. Márquez, un minuto antes, ya había puesto por delante a su equipo.

Muy participativo, desbordando continuamente por la derecha a Antonio López, la siguiente participación de Messi en el partido también acabó en gol. Mientras Coupet ordenaba tímidamente la barrera, formada únicamente por Luis García, Messi chutó a puerta y marcó.

Era el 3-0. Los atléticos protestaron porque entendían que el Barça había pedido la distancia, Messi no esperó y sentenció el partido. Desbordando desde la derecha, cada vez gustándose más, ‘la Pulga’ se erigió en el protagonista absoluto del partido.

Antes del descanso, forzó una cartulina amarilla a Antonio López, y estuvo a punto de marcar un par de goles, uno de ellos en una magnífica jugada.

Recogió el balón en el medio campo, sorteó a Antonio López, a Ujfalusi y picó el balón por encima de un desesperado Coupet en el minuto 40, en una jugada que será recordada por el gol-que-pudo-haber-sido-y-no-fue.

Un minuto después, Heitinga impidió que Messi marcara en una gran acción individual del argentino, en la última gran acción del primer tiempo.

Al término de la primera parte, el diez del Barça había pasado bien el balón en 20 ocasiones y había fallado en 3 ocasiones, recuperó siete posesiones y perdió 3.

En los últimos minutos del primer tiempo, y después de la dura entrada de Antonio López, Messi entabló un diálogo con Javier Aguirre, el entrenador del Atlético, con quien se le vio hablar amigablemente.

El partido que firmó Sergio Agüero en el Camp Nou fue de los más flojos de los últimos tiempos. Apenas intervino en el juego, en un partido en el que el Barça no le dio opción al Atlético, ni los centrales del Barça (Márquez y Piqué) al ‘Kun’.

En el primer tiempo, sólo un par de buenas acciones, especialmente una en la que habilitó a un compañero después de un buen recorte.

En el segundo tiempo, tuvo un rifirrafe con Puyol en el minuto 55 y tres después, Aguirre le sustituyó por Ever Banega, en una decisión que se antoja inteligente con el partido totalmente decidido, después del 5-1 logrado por el Barça en el primer tiempo.

Guardiola no quiso dejar escapar la ocasión de que el Camp Nou, que hoy registró la mejor entrada de la temporada (75 mil 232) , homenajeara a Messi y lo sustituyó en el minuto 70 por Bojan Krkic.

Messi, suplente en Donetsk, decidió el partido con los dos goles que le dieron la victoria a su equipo ante el Shakhtar. Hoy jugó 70 minutos y fue otra vez determinante.

Hacía mucho que el Camp Nou no disfrutaba con un fútbol así, después de dos cursos sin títulos, volvió el mejor Barça, aquel que maravilló hace unas pocas temporadas.

fuente El Universal

www.blogsports.com.mx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *