Longoria ya tiene su primer premio individual junto con Soto

By
Updated: octubre 21, 2008

 

St.Petersburg (EEUU), 21 oct (EFE).- Nada mejor para comenzar una Serie Mundial que recibir también el primer gran premio individual como el que le han otorgado al tercera base de los Rays de Tampa Bay, Evan Longoria, al ser nombrado Novato del Año en la Liga Americana por la revista especializada “Sporting News”.

La distinción no es más que el anticipo del premio que también se espera le conceda la Asociación Americana de Cronistas de Béisbol que cubren la competición de las Grandes Ligas cuando den a conocer a los ganadores anuales al concluir la Serie Mundial.

Junto a Longoria, que se proyecta como uno de los peloteros claves en el ataque de los Rays cuando de comienzo mañana, miércoles, la Serie Mundial contra los Filis de Filadelfia, apareció el nombre del receptor puertorriqueño de los Cachorros de Chicago, Geovany Soto, ganador de la distinción en la Liga Nacional.

“Recibir una noticia positiva como ésta te levanta aun más la moral para seguir haciendo bien las cosas en el campo”, comentó Longoria, tras conocer la distinción. “Cuanto tienes el apoyo de todos tus compañeros las cosas salen mejor”.

No importó que estuviese más de un mes de competición al sufrir la fractura de la muñeca derecha cuando el lanzador J.J. Putz lo golpeó con una pelota el pasado 7 de agosto.

Longoria de 22 años completó una gran temporada con 28 jonrones, 85 carreras impulsadas y dejó en .272 su promedio de bateo, para justificar la confianza que los Rays tuvieron en su valor al darle en el mes de abril una extensión de contrato por seis temporadas y 17,5 millones de dólares.

“Todo ha sido como un sueño y ahora estamos a las puertas de conseguir el mayor premio como es ganar el título de la Serie Mundial”, comentó Longoria.

Por su parte, Soto, la gran revelación de los Cachorros, también hizo una gran aportación durante la temporada regular para ser factor importante en los triunfos de su equipo que fue el que la concluyó con la mejor marca.

Sin embargo, en la serie de división ante los Dodgers de Los Ángeles volvieron a sufrir de la ya famosa y trágica “maldición” de la cabra y siguieron por 100 años consecutivos sin poder aspirar al título de la Serie Mundial.

Soto no sólo jugó una gran defensa sino que también estuvo encendido con el bate al conseguir 23 jonrones con 86 carreras impulsadas y llegó a .285 en su promedio de bateo.

Desde la recptoria, Soto dirigió a la perfección a cuatro lanzadores que consiguieron ganar al menos 11 partidos y tuvieron la tercer menor efectividad en el “Viejo Circuito”.

La personalidad y carácter de líder de Soto le ayudó a estar siempre en control de lo que sucedía en los partidos y nunca se pensó dos veces el ir hacia el montículo a motivar a los lanzadores y exigirles más.

Soto también mostró todo el potencial físico que cuenta al trabajar más de 140 partidos como receptor y para nada mostrar problemas de lesiones.

fuente AP

www.blogsports.com.mx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *