Sueño felino

By
Updated: octubre 31, 2008

Seguramente pensando en un campeonato, el que no obtiene equipo alguno representativo de la UNAM desde que los Cóndores lo consiguieron en 1991, los Pumas conjuntamente con el Instituto Politécnico, alentaron, bajo la sombra de las becas, la formación de la Conferencia del Centro que fue la consecuencia mas clara y directa de la fractura que sufrieron los “grandes” de ONEFA.

Después de todo había razón para ser optimista dentro de lo absurdo.

Expliquémonos.

Conducidos por el coach Arturo Alonso tuvieron en el 2007 una gran, excelente campaña que se tradujo en una marca ganadora de 7-2 que los llevó a la postemporada. Durante la campaña regular vencieron a Ciudad de México, Auténticos Tigres, los Aztecas de la UDLA, Centinelas, Águilas de Chihuahua, Linces y a su acérrimo enemigo, las Águilas Blancas por 29-7 que en el juego de comodines se vengó 28-21 para esfumar una vez mas el sueño auriazul.

Quizá esa dolorosa derrota influyó, pero lo cierto que no dejó de parecer extraño que pese a esos números positivos, los directivos del deporte universitario, pusieron de patitas en la calle al coach Alonso e instalaron en la jefatura técnica a un Raúl Rivera sin antecedente alguno como estratega principal de un equipo de Liga Mayor.

Se pensó de inmediato en un fracaso y que incluso el coach Duk y sus Linces le iba a comer el mandado tanto a Pumas como a politécnicos, pero no fue así. Alguien, en las altas esferas universitarias resultó mas inteligente de lo que se esperaba, rodeó a Rivera de dos comprobados excelentes entrenadores, los hermanos Zapata, Édgar y Enrique. Se hicieron cargo de las coordinaciones ofensiva y defensiva, respectivamente y los resultados están a la vista.

Ventiladas siete fechas de la ConCen, Pumas CU se mantiene en la cima como único equipo invicto de los siete participantes, con la particularidad que en los cinco encuentros que hasta la fecha han sostenido ¡en todos han anotado más de 40 puntos!

Debutaron venciendo 43-21 a los Burros Blancos; luego, en el clásico que tuvo que trasladarse a Toluca para sacarle la vuelta a los porros, sorprendieron al apabullar 41-14 a las Águilas Blancas.

En su tercera aparición hicieron cera y pabilo 63-13 de los Frailes del Tepeyac. Dos semanas después haciendo a un lado la “hermandad”, masacraron 101-0 a Pumas Acatlán y apenas el pasado fin de semana los Centinelas tampoco pudieron contenerlos y los Pumas se alzaron con otra impresionante victoria de 66-3.

Les falta enfrentarse, pasado mañana, a Linces, luego nuevamente a Burros Blancos y cierran la campaña regular midiéndose por segunda ocasión al Tepeyac.

¿Pumas, campeón?

fuente Palabra

www.blogsports.com.mx

One Comment

  1. Andres Borbolla

    9 febrero, 2009 at 20:01

    quien es la guera que sale con el # 11 ?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *