Le rinden pleitesía a Cuauhtémoc Blanco

By
Updated: noviembre 30, 2008
La actuación del ‘Temo’ unifica todos los criterios y el cuadro de Santos Laguna conquista su clasificación tras vencer 2-1 a San Luis, con un marcador global de 5-2
 

Ya de camino al vestuario, con la emoción del boleto a semifinales aún a flor de piel, Oswaldo Sánchez otorgó una sutil, pero sincera felicitación a Cuauhtémoc Blanco.El capitán del Santos Laguna y la contratación estelar para la actual Liguilla no son amigos, de hecho intercambian pocas palabras entre sí, pero el sufrimiento al que el San Luis los sometió anoche hizo que olvidaran sus diferencias por un instante, en el que la clasificación a las semifinales eclipsó todo.

Hasta el pobre desempeño de los Guerreros durante la primera mitad, esa en la que Daniel Guzmán reafirmó por qué a veces se niega a reconocer que su filosofía futbolística es lavolpista.

Las precauciones con las que el visitante saltó a la cancha del estadio Alfonso Lastras, le cobraron factura poco después del primer cuarto de hora. La anotación de Jairo Patiño (16’) hizo que las quijadas santistas se apretaran todavía más de lo que ya estaban a causa del frío que se sentía.

Pero la presión disminuyó conforme avanzó el reloj y los Gladiadores cerraron opciones frente a la portería custodiada por Oswaldo, quien se animó a esbozar una sonrisa hasta que El Temo cristalizó el penalti (83’), que Diego Cervantes le cometió a Walter Jiménez.

Fue entonces cuando los Guerreros recuperaron la moral en sí mismos, y también cuando el San Luis comprendió que las fallas de la primera mitad fueron demasiado costosas.

Pues, aunque Jairo Patiño cobró magistralmente aquel tiro libre, jamás hizo buena alguna de sus sorpresivas incursiones al área lagunera.

Los Gladiadores tuvieron contra las cuerdas al campeón durante gran parte del cotejo, aunque los albiverdes siempre se dieron tiempo para recordarles que un descuido bastaría para finiquitar la serie.

Matías Vuoso luchó demasiado solo en el ataque, con Daniel Ludueña y Blanco como discretos acompañantes ocasionales. La prioridad era no perder la ventaja, lo que hubiera sucedido de no ser por la poca frialdad potosina ante el marco contrario.

Mismo que Cuauhtémoc presumió cuando el Alfonso Lastras se unió en una sonora silbatina en su contra.

Eso explica el desdén que impregnó su festejo. El genio ha sido clave para que el monarca compruebe que lo peor ha pasado, que la fase final le llegó en un momento inmejorable, mientras que una vez más, la maldición que aqueja a los líderes generales se ciñó con fuerza de un equipo potosino que pagó muy cara su displiscencia de la ida.

Al final, al Santos hasta le alcanzó para ganar el partido (2-1, 5-2 global), fiel reflejo de lo sencillo que ya estaba para el visitante, que anoche demostró que el hambre por revalidar el título es más fuerte que hasta las diferencias entre dos de sus referentes.

fuente El Universal

www.blogsports.com.mx

 

One Comment

  1. alex

    8 diciembre, 2008 at 21:34

    santos es un buen equipo solo que el tecnico no dio las libertades de hacer las cosas mas abiertamente, para que con esto ubiera juego de conjunto que no se vio en el partido siguiente contra el toluca juego que `par mi gusto perdio el trabieso por no dejar jugar a los medios con sus delanteros en forma colectiva y ese fue el error del santos el balon no paso por los pies de cuauhtemoc.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *