Derbez y Cuervo plantean éxitos para la campaña 2009 del equipo Aztecas de la UDLA

By
Updated: diciembre 23, 2008

Desde el primer hasta el último juego, la temporada 2008 de los Aztecas de la Universidad de las Américas (UDLA) fue un desastre. Así es como se percibe en el papel. Pero una serie de factores revisados bajo la lupa alumbran una realidad distinta. Luis Ernesto Derbez, rector de la academia, lo entendió antes de ratificar a Héctor Cuervo como head coach hacia el año entrante.

En el primer escenario, una marca de tres triunfos y siete derrotas luce infame. En 17 años dentro de la máxima categoría de la Liga Mayor, los cholultecas nunca habían perdido tanto como siete duelos.

Del otro lado del espectro, el futbol americano colegial de México jamás había incursionado con un calendario de 10 partidos. Pero el dato más revelador es la competitividad alcanzada durante la última temporada, todo ello gracias al berrinche de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Así de simple: la máxima casa de estudios en el país le “sacó” a seguir midiéndose a las potencias bajo el argumento de no poder reclutar el mismo talento que las instituciones privadas.

La presencia de los Auténticos Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León en la final de la Conferencia de los 12 Grandes es un claro factor para desnudar la incapacidad de la UNAM.

A pesar de tal situación y de la aceptación de la UDLA por integrarse a la más potente de las conferencias, Cuervo Pensado no está satisfecho con la división y resquebrajamiento de la ONEFA.

“Este sistema de competencia fue totalmente al vapor, totalmente por situaciones ajenas a la misma universidad”, comentó el mandamás deportivo. “Yo sigo pensando que no se puede hacer tampoco a un lado el que se tiene que hacer un análisis como él (Derbez) lo hizo: a ver este sistema de competencia qué refleja”.

Al Tec de Monterrey no le hizo ni cosquillas la realineación de equipos pues conquistó el pentacampeonato y lo hizo preservando el invicto. Los Pumas UNAM deben estar más que felices al quedarse con el título de la nueva Conferencia del Centro –primer cetro para una escuela pública desde 1992 cuando las Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional levantaron el trofeo de monarcas.

El nuevo formato, aunado a la literal destrucción del programa de futbol americano por parte de Nora Lustig –si bien no desapareció, erradicó sus fundamentos–  son los problemas que Derbez y Cuervo deberán afrontar. Y así lo han hecho.

“El rector tiene perfectamente el panorama”, concede el head coach. “Los dos estamos muy concientes de cómo estamos, del por qué estamos así y también estamos muy concientes de lo que se puede y no se puede –en estos momentos– dar. Sobre eso es donde tenemos que ser lo suficientemente brillantes, lo suficientemente objetivos, lo suficientemente realistas para lograr los objetivos con nuestra realidad”.

 

Primero y 10

 

El primer plan para 2009 es el análisis del staff de coacheo que ya entregó su informe del año y está a la espera de una respuesta por parte de Cuervo. Mientras la defensiva hizo un buen trabajo y el ataque terrestre mejoró hasta situarse como el número dos de la nación, la ofensiva aérea –otrora carta de presentación de los verdes– y los equipos especiales requieren tratamiento urgente.

Después será necesario cubrir los huecos de los 12 elementos que cumplieron su quinto y último año de elegibilidad, por lo cual no volverán a vestir el jersey de los aborígenes.

La lista es encabezada por el receptor Daniel Terrez, el apoyador Román Rebolledo, el ala defensiva Hildebrando González y el quarterback–receptor Mario Ledesma. Gabriel Monroy, Alejandro Ballesteros, Ernesto Roldán, Rodolfo Sandoval, Armando Cabrera, David Romero, Sergio Dávila, y Jonathan Rivero completan el grupo que dijo adiós.

“Lo que tenemos que buscar es los prospectos adecuados en los sitios adecuados y eso va a implicar probablemente para los coaches que podamos hacer algunos viajes al norte del país, a otras partes, para formar un equipo redondo”, adelantó Derbez.

Para Héctor Cuervo, además del reclutamiento, la recuperación del proyecto de Red Shits es fundamental.

“En el 2005 se quitó el programa de Red Shirts cuando se iba a desaparecer el equipo”, comentó. “En ese momento se sacó el equipo otra vez pero con 65 becas, entonces lo que genera eso es que jugadores que se van, tú tienes que sustituirlos en el momento que se van porque no puedes tener 75, 85, 90 jugadores. Esa es una situación compleja. Por eso, una de las estrategias y que se debe hacer muy bien este año es el reclutamiento. Y tenemos que enfocar ahí lo que podamos y con tiros al blanco”.

Un plus en este tema es el de las becas que tantos dolores de cabeza han generado deportiva y académicamente en la UDLA por los líos financieros en los que se hundió la universidad.

Héctor platicó que los 65 jugadores del roster están bajo diferentes sistemas de financiamiento. Pero Derbez le otorgó otras 10 becas que no pudo poner en marcha en 2008 por la premura de la noticia, pero que indudablemente servirán en el proceso de búsqueda de talentos.

Finalmente, a corto plazo, los Aztecas tienen que definir a la persona que comandará los destinos de su ofensiva tanto en 2009 como en los años futuros. La tribu no se ha recuperado de la partida de Rodrigo “Goofy” Pérez. El novato del año y dos veces jugador del año partió tras perder la final del 2006 ante Monterrey y desde entonces Cuervo no ha encontrado al sustituto ideal.

Este año, Mario Ledesma arrancó como titular, pero sin conseguir anotaciones y con una intercepción, pronto dejó su lugar a Ricardo Alonso. El ex Gamo lució al inicio, con sus tres espirales de touchdown, pero pronto se apagó y cerró con ocho pases a las manos enemigas. El rookie Gustavo García tuvo su oportunidad incluso en la postemporada. Los dos últimos pelearán por el puesto en 2009.

“Las características de los dos, me parece que a pesar de que son distintas, a la vez son muy similares”, analiza Héctor. “Ricardo no tiene tanta velocidad como la tiene Gustavo, sin embargo, también es un quarterback que se mueve, que puede generar cosas interesantes. Ricardo tendrá que trabajar muchísimo en su físico, meterse al gimnasio, meterse mucho en la parte del acondicionamiento. Y Gustavo tendrá que meterse mucho al gimnasio para poder subir un poco de peso, masa muscular, y que siga manteniendo esa velocidad. En la parte de futbol me parece que los dos tienen un brazo que puede ponerte cualquier tipo de pase”.

Por último, el binomio Derbez–Cuervo habló de generar en los próximos cuatro o cinco años una estructura que alimente a los equipos grandes a través de escuelas para niños. Recuperar la categoría Intermedia es, a pesar de todo, una incógnita. Y allí es donde se forjarían los futuros estrellas de los Aztecas.

Habrá que dar seguimiento al entusiasmo del rector y a los resultados del programa del head coach. Si quieren éxitos instantáneos, no descartemos ver a la Universidad de Las Américas instalada en la mediocre Conferencia del Centro. Esté donde esté, la meta es una: llegar a playoffs con marca ganadora. Es la pregunta final que hicimos a Luis Ernesto Derbez.

–¿Cuál es la meta para la temporada 2009?

–“Hemos platicado con Héctor de lo que sería necesario para que tengamos una temporada ganadora y la definición que voy a dar es ‘temporada ganadora’, es decir, 6–4 por lo menos en los partidos que jugaremos”.

fuente La Jornada de Oriente

www.blogsports.com.mx

One Comment

  1. Gemma Chevez

    8 marzo, 2009 at 23:18

    Best regards!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *