Corea logró pase a la final

By
Updated: marzo 22, 2009

LOS ANGELES – Corea del Sur se apoyó en efectivo trabajo monticular del derecho Suk Min Yoon, y jonrones de Kim Tae Kyun y Cho Shin Soo, para ganar por paliza de 10×2 a Venezuela y sellar pasaje a la final del Clásico Mundial-2009.


Ahora los sudcoreanos enfrentarán, en la disputa del título, al ganador del otro partido semifinal entre Estados Unidos y el campeón defensor Japón.

Cinco errores ‘Vinotinto’

Ante una formidable concurrencia de 43.378 fanáticos en el Dodger Stadium de Los Angeles, los campeones olímpicos sudcoreanos demostraron sus cualidades en todos las facetas del juego y conectaron 10 imparables, de ellos cuatro extrabases, mientras al campo jugaron sin errores.

Min Yoon (2-0), un joven de 22 años con buena variedad de lanzamientos y respetable velocidad, controló al equipo más bateador de los cuatro semifinalistas, y el segundo mayor jonronero del torneo (12 cuadrangulares).

En 6 1/3 de innings, el pitcher sudcoreano toleró siete hits y dos carreras limpias, una de ellas por jonrón del designado Carlos Guillén, al tiempo que dio una base y cuatro ponches, para acreditarse el triunfo.

La derrota cayó en el saco del abridor venezolano Carlos Silva (1-1), quien en apenas 1 1/3 de episodios fue bombardeado con seis imparables y siete carreras, seis de ellas limpias, y aceptó los jonrones de Shin Soo (primer inning) y Tae Kyun (segundo capítulo).

Silva duró menos que un merengue en la puerta de colegio y en el inning de apertura toleró las cinco primeras carreras de los asiáticos, tres de ellas por el cuadrangular de Cho Shin Hoo, su tercero del torneo.

La entrada comenzó con boleto a Lee Young Kyu, y acto seguido Jeong Keun Woo se embasó por error del jardinero derecho Bobby Abréu. Kim Hyun Soo llevó la primera a casa con sencillo al bosque izquierdo, y tras el hit de Kim Tae Kyun, el designado Choo Shin Soo completó la faena con su bambinazo de tres vueltas.

En el segundo cuadro, el equipo de los ojos oblicuos expulsó de la lomita a Silva al marcarle otras dos carreras, por doblete de Hyun Soo y vuelacercas de Tae Kyun, su tercer cuatresquinazo del torneo, que le ratifica como líder impulsador del Clásico, con 11 remolcadas.

El relevista Enrique González se hizo cargo de la lomita venezolana y apagó la rebelión asiática, pero en el cuarto capítulo cargó con la octava carrera coreana al complicarse la vida con biangular del emergente Young Min Ko y error del inicialista Miguel Cabrera.

Venezuela jugó fatal a la defensa, con cinco errores, dos de ellos de Cabrera, quien no se vio cómodo en la posición.

Los llaneros honraron el marcador en la parte baja del tercero, aprovechando una momentánea desconcentración del lanzador Min, al ligar hits consecutivos de Marco Scutaro, Endy Chávez y Melvin Mora, quien empujó la carrera.

Corea del Sur amplió el marcador 10×1 en el sexto, con dos carreras empujadas por imparable de Lee Dae Ho y elevado de sacrificio de Jeong Choi, ambas ante los envíos del relevista Víctor Zambrano.

En el séptimo rollo el abridor coreano Suk Min aflojó considerablemente y el designado Carlos Guillén le abrió el epidosio con vuelacercas solitario por el centro del terreno.

Tras regalar una base a Maglio Ordoñez y sacar el primer out sobre rolata de José López, Suk Min fue sustituido en el séptimo por el ‘submarino’ Taeh Yon Chong, quien fue saludado con sencillo del receptor Ramón Hernández.

Yon Chong abanicó a Scutaro para el segundo out, y cedió el box al ‘apagafuegos’ Ryu Hyun Jin, quien sofocó el incendio dominando a Chávez en bombita a la banda izquierda.

El resto del camino lo transitaron sin problemas Jong Hyun Wook y Lim Chang Yong.

fuente AFP

www.blogsports.com.mx

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *