El Barcelona va por Bayern Munich en casa

By
Updated: abril 8, 2009
Confiado en prolongar su dulce momento de juego, el Barcelona retoma el pulso a la Liga de Campeones recibiendo en la ida de los cuartos de final al histórico Bayern Munich, en lo que abre un exigente tramo de calendario para el Barça y supone la primera gran prueba en su intento de estar en Roma.

Con 24 tantos a favor, Barça y Bayern son los equipos más goleadores de la presente “Champions. Circunstancia que promete un cruce de alto voltaje, multiplicado por la jerarquía y la trayectoria histórica de ambos equipos.

Impecable en el aspecto ofensivo, el Barcelona deberá retocar su estadística defensiva en casa, pues es el único de los ocho supervivientes de la Liga de Campeones que todavía no ha mantenido su puerta a cero como local. Ante el Bayern, el equipo de Guardiola deberá resguardarse especialmente para evitar viajar con un resultado incómodo a Munich.

Para el Barcelona, la visita del Bayern supone el doble reto de superar al conjunto alemán, un clásico con cuatro Copas de Europa, y de romper su maleficio en los cruces a doble partido con la desventaja de liquidar la eliminatoria fuera del Camp Nou.

Desde que se creó el formato de la “Champions”, el Barcelona ha jugado cinco eliminatorias con la ida en casa: Manchester 2008, Liverpool 2007, Chelsea 2005, Real Madrid 2002 y Paris Saint Germain 1995; y en todas ellas cayó eliminado.

A excepción de los lesionados Abidal y Milito, el técnico barcelonista Pep Guardiola cuenta con toda su plantilla para formar un once de garantías. Alves regresará al lateral derecho, con Piqué y Márquez en el eje de la zaga y, muy probablemente, Puyol como encargado de cubrir el lateral zurdo.

Ya con el alta médica de Touré Yayá, Guardiola podría apostar por el centrocampista marfileño como ancla en el centro del campo. Así ha ocurrido en los partidos más importantes del curso, con Sergio Busquets como alternativa. Iniesta y Xavi, motores del juego azulgrana, serán indiscutibles.

También lo será el trío atacante. Messi, Henry y Eto’o (los tres suman 15 goles en Europa) forman la delantera más fértil de Europa y afrontan el partido desde el interés colectivo de avanzar en la Champions y con varios incentivos personales.

Henry nunca ha ganado la máxima competición continental y Messi sólo a medias, pues ha declarado que la victoria de París en 2006 le supo a poco, al pasarse media temporada lesionado. Para Eto’o, ambicioso por naturaleza, el escaparate europeo es la mejor plataforma de reivindicación ante las dudas sobre su futuro más allá de 2010.

El Bayern, por su parte, viaja a Barcelona todavía marcado por el varapalo más duro de los últimos años (la goleada por 5-1 sufrida el domingo ante el Wolfsburgo) y con una serie de bajas importantes que hace más difícil la tarea en el Camp Nou, que muchos han calificado de “misión imposible”.

En la delantera, la ausencia de Miroslav Klose convertirá a Luca Toni en único hombre en punta y obligará a su entrenador, Jürgen Klinsmann, a renunciar a un segundo atacante para tratar de darle mayor estabilidad al centro del campo.

En la retaguardia, el equipo bávaro también tiene problemas. No han viajado a Barcelona ni Lucio -lesionado- ni Daniel Van Buyten, con problemas familiares, con lo que a Klinsmann sólo le quedan dos centrales en la plantilla: el argentino Martin Demichelis, que se salvó por sanción de ser uno de los protagonistas del desastre de Wolfsburgo, y el brasileño Breno.

Ha vuelto al equipo tras recuperarse de una lesión, y puede aparecer mañana como titular, el turco Hamit Altintop. Se trata de una alternativa para la banda derecha en el centro del campo, donde probablemente descargaría de obligaciones defensivas a Bastian Schweinsteiger, que podría jugar un poco más adelantado, al lado del francés Franck Ribery.

Pese a dar la impresión de que los jugadores del Bayern aún están consternados por la goleada encajada en Wolfsburgo, al menos Luca Toni se ha atrevido a mirar hacia adelante y a ver los duelos contra el Barcelona como una posibilidad de reivindicación.

“Contra equipos como el Barcelona es cuando podemos mostrar de lo que somos capaces. Tenemos que salir al campo a mostrar que el Bayern ha llegado con justicia a los cuartos de final de la Liga de Campeones”, dijo.

Alineaciones probables:

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Márquez, Puyol; Xavi, Touré, Iniesta; Messi, Eto’o y Henry.

Bayern Munich: Rensig; Oddo o Lell, Demichelis, Breno, Lahm; Altintop, Van Bommel, Zé Roberto; Schweinsteiger, Ribery; y Toni.

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra)

Estadio: Camp Nou (98.000 espectadores)

Hora: 20.45 hora local (18.45 gmt).

A desaparecer “fantasmas”

El Barcelona dispondrá de una nueva oportunidad, la quinta, para derrotar al Bayern de Múnich, contra el que se ha medido en cuatro partidos oficiales pero nunca ha arrancado un triunfo.

Por su parte, el Bayern visita por primera vez y de forma oficial el feudo donde escribió una de las páginas más tristes de su historia, cuando en la final de la Liga de Campeones de la edición de 1998-99 contra el Manchester United vio cómo el rival inglés le remontó en el tiempo de añadido una ventaja de 1-0 para quedarse con el trofeo tras ganar 2-1.

En partidos amistosos, al Barcelona le ha sonreído ampliamente la victoria contra el Bayern, como cuando se midieron ambos el 15 de agosto de 2007 en el Allianz Arena, donde el equipo por entonces entrenado por Frank Rijkaard ganó por 0-1 con un golazo de Lionel Messi. El partido, dentro del trofeo Copa ‘Franz Beckenbauer’, sirvió para despedir al ex internacional alemán Mehmet Scholl.

Pero en el ámbito oficial, de los cuatro partidos disputados entre ambos, sólo un empate pudo arañar el equipo catalán, ya que los otros tres son triunfos del Bayern.

En la temporada 1995-96, Bayern y Barcelona se enfrentaron en las semifinales de la Copa de la UEFA, con un empate (2-2) en el Estadio Olímpico de Múnich y con una derrota azulgrana en el Camp Nou (1-2).

El siguiente emparejamiento fue en la liguilla de la edición de 1998-99 de la Liga de Campeones.

Los dos enfrentamientos los saldó el equipo alemán con victorias (1-2 y 1-0). Casualmente, dos de los rivales de los azulgrana en aquella liguilla (Bayern y Manchester United) jugaron la final de la Champions, con el citado 2-1 para los ingleses.

No obstante, en el cómputo global de todos los partidos que ha jugado el Barcelona frente a equipos alemanes en la máxima competición es claramente favorable para los intereses azulgranas.

El equipo catalán ha disputado 23 encuentros, de los que ha ganado 15, ha empatado 2 y ha perdido 6.

Visto en FoxSports

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *