Monterrey vence 1-0 al Atlante

By
Updated: abril 26, 2009

 

Monterrey consiguió un importante triunfo en sus aspiraciones de calificar, tras derrotar 1-0 a un Atlante lleno de suplentes, en partido de la fech 15 del Torneo Clausura 2009 del futbol mexicano, disputado en el estadio Andrés Quintana Roo.

  La única anotación del encuentro fue obra de Abraham Carreño, al minuto 66. Con este resultado, Rayados llegó a 26 unidades y se apoderó de manera provisional del subliderato del Grupo Dos, en espera de lo que haga Puebla este domingo, mientras Potros de Hierro se quedó con 13 en el sótano del mismo sector.
  Cuando un equipo ya tiene muy poco que pelear, está cerca de conquistar un título internacional y juega con un equipo lleno de suplentes y el otro intenta sacar tres puntos vitales en la lucha por la calificación, pero es incapaz de crear un futbol importante, el resultado son 45 minutos con poco que destacar.
  El técnico José Guadalupe Cruz fue consciente que las posibilidades para avanzar al Mundial de Clubes son muy altas luego del triunfo que obtuvo Atlante a media semana en calidad de visitante sobre Cruz Azul, por tal motivo decidió mandar a un equipo con titulares poco habituales.
   El “Profe” decidió dejar en la banca a gente como el argentino Gabriel Pereyra, Christian Bemúdez y el colombiano Luis Gabriel Rey, con lo que el equipo careció de esa claridad que le dan estos jugadores de medio campo hacia al frente.
  En términos generales fue el cuadro regiomontano el que tomó el mando de las acciones, aprovechó la novatez y el poco trabajo de conjunto de los hombres que estaban en el campo para hacerse del esférico.
   Dicho dominio, sin embargo, fue completamente estéril, ya que su gente de ofensiva, como Jesús Arellano, Luis Pérez, el chileno Humberto Suazo y Aldo de Nigris fueron incapaces de “taladrar” a una ordenada y combativa zaga local.
   El “Profe” Cruz decidió darle un poco más de creatividad a su media cancha y para el inicio de la parte complementaria ordenó el ingreso de Pereyra.
   Mientras Víctor Manuel Vucetich se cansó de ver el poco aporte de su aparato ofensivo y decidió sacar a De Nigris por el joven Abraham Carreño, quien de manera inmediata justificó su presencia en la cancha.
  El primer gol del encuentro llegó al minuto 66, en una acción en la que Carreño aprovechó un rebote dentro del área para prender el esférico de volea con la parte interna y ponerlo pegado al poste izquierdo, ante la mirada incrédula del portero argentino Federico Vilar.
   Con el daño ya hecho, el “Profe” Cruz se vio obligado a meter a Rey, pero ya con sus tres cambios hechos, se quedó en inferioridad numérica debido a que Arturo Muñoz tuvo que abandonar el partido por lesión.
fuente El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *