Renault sigue a Ferrari en su intención de irse

By
Updated: mayo 13, 2009

Después del terremoto de Ferrari, y tal y como avanzó AS, ayer fue Renault quien anunció sus intenciones de dejar la Fórmula 1 si la FIA no da un paso atrás en su propuesta del tope presupuestario de 45 millones de euros y en las dos vías reglamentarias (una sin límite en las normas para los que lo asuman y otra como la actual para las demás). La partida de póker ya ha comenzado y los grandes constructores ponen uno a uno las cartas sobre la mesa.

La presión que tiene ahora Max Mosley encima es total y uno de sus lugartenientes, Tony Purnell, ha dicho que no subirán el tope salarial a más de 60 millones de euros. Los equipos estarían dispuestos a asumirlo en 2012. Entre otras cosas, porque los 45 millones de Mosley para 2010 supondrían echar a la calle a más de 2.500 trabajadores. Y con ingentes costes económicos y humanos. Antes de Mónaco, la FOTA y Mosley se reunirán y de ahí veremos si la F-1 permanece como la conocemos.

La marca francesa sigue la línea de Maranello: “El doble reglamento aprobado por la FIA ha obligado al Grupo Renault a reconsiderar su inscripción en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 FIA 2010. La FOTA ha hecho propuestas constructivas destinadas a reducir costes de una forma drástica, que han sido ignoradas en su totalidad por la FIA. Para Renault las gestiones vinculadas a este deporte se deben realizar de acuerdo con todas las partes vinculadas (FIA, FOM y FOTA) con el fin de garantizar un equilibrio entre ingresos y gastos y bajo un único reglamento”. De fondo también está la firma del nuevo Pacto de la Concordia. En el anterior, en 2003, los equipos también amenazaron con un Mundial paralelo, pero Ferrari rompió la baraja a cambio de más dinero. Esta vez, los grandes han ido un paso más allá y no están dispuestos a inscribirse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *